Trasladan al tortugo Jorge a un nuevo hábitat en Mar del Plata

El animal ya está viajando rumbo al Centro de Rehabilitación de Fauna Marina Aquarium (CRFMA), en la ciudad de Mar del Plata. El objetivo es mejorar su estado general, en etapas.

Sociedad 26/10/2022 Redacción CuyoNoticias Redacción CuyoNoticias
tortugo jorge
tortugo jorge

Este miércoles el tortugo Jorge dejó su cautiverio de 38 años y va rumbo al Centro de Rehabilitación de Fauna Marina Aquarium (CRFMA) en la ciudad de Mar del Plata, con el que el municipio rubricó un acuerdo de cooperación para llevar a cabo el traslado y mejorar su calidad de vida.

«Cuando el Acuario se transformó en el CCB dimos un gran paso en la transición hacia un nuevo modelo de preservación de la biodiversidad. Hoy, con el histórico traslado de nuestro querido tortugo Jorge ratificamos este nuevo paradigma, con la visión enfocada en el bienestar animal como uno de los ejes de la ciudad sostenible hacia la que seguimos avanzando», sostuvo el intendente de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suarez, luego de despedirse con cariño de uno de los personajes más entrañables de la capital.

10-3En el anuncio participaron el subsecretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Sebastián Fermani, y el médico veterinario Adrián Faiella, Jefe de Veterinaria del Centro Aquarium. Los mismos brindaron detalles acerca de la relocalización del ejemplar en este espacio de la ciudad balnearia. También estuvieron presentes el secretario de Desarrollo Urbano, Juan Manuel Filice, y el médico veterinario del CCB, Federico Correa.

«Estamos acá para comunicar un gran hecho para nosotros, que es el traslado y rehabilitación del tortugo Jorge. Esta acción se realizará el día de mañana desde el Centro para la Conservación de la Biodiversidad hacia las instalaciones del Centro de Rehabilitación de Fauna Marina, ubicado en la ciudad de Mar del Plata», comenzó diciendo Sebastián Fermani.

Y destacó: «Este hecho histórico, tanto para el municipio como para la provincia, el país y también el mundo tiene la idea de cumplir con dos grandes objetivos: incrementar los niveles de bienestar animal de los que actualmente goza el tortugo Jorge y explorar la posibilidad de que eventualmente vuelva a su ecosistema natural, el mar».

A su vez, comentó: «Después de haber estudiado muy bien el tema, evaluado diferentes alternativas y consultado con distintos especialistas de todo el mundo, el municipio de la Ciudad de Mendoza celebró un acuerdo con el Centro de Rehabilitación de Fauna Marina, estableciendo un plan de trabajo con premisas que son inamovibles: mejorar la calidad de vida del tortugo Jorge, estar acompañado en todas las etapas por profesionales idóneos en la materia y la no exhibición pública de Jorge como aprovechamiento comercial de él».

«Desde el municipio expresamos este deseo de que Jorge pueda aprovechar esta verdadera oportunidad. Es una lucha que hace mucho tiempo están dando activistas ambientales, especialistas en derechos animal del Colegio de Abogados. Estamos muy contentos de poder plantear y compartir una estrategia seria, que está basada en conocimientos, en datos. Estamos seguros de que Jorge va a estar en muchas mejores condiciones«, cerró el subsecretario.

El funcionario también remarcó que el municipio mantendrá la tutela legal de Jorge y que se asegurará de que cada etapa sea cumplida de la forma que corresponde, cerciorándose de que el tortugo goce de un mayor bienestar animal. Asimismo, indicó que el animal que llevaba 38 años viviendo en cautiverio se trasladará en un vuelo privado que durará aproximadamente cuatro horas y que pasará a habitar un estanque de 120 mil litros con agua marina natural, para, posteriormente, hacerlo en una laguna artificial colindante al mar.

Por su parte, el médico veterinario Adrián Faiella expresó: «Esto es un desafío y una posibilidad muy importante para nosotros, que hemos encarado este proyecto conjuntamente en varias etapas. Ya hace más de un año que venimos trabajando, tratando de hacer una adecuación paulatina del ejemplar a un medio salino natural».

Además, contó: «Hemos comprobado que Jorge se ha adaptado perfectamente a los cambios que se le fueron proponiendo y el paso siguiente es el que nos toca mañana, que es hacer el traslado. Luego seguiremos con una próxima etapa, que es hacer un control ya en un ambiente meramente de agua marina, ver su adaptación y, a partir de ahí, encarar el segundo paso que es que empiece a comer, a relacionarse con alguna otra especie y avanzar en el proceso de ver si él se alimenta voluntariamente y solo». 

Y agregó: «No sabemos cuánto tiempo nos va a llevar, estamos con una expectativa de un año más y a partir de ahí empezar a tomar alguna otra decisión que sería la de la liberación. Esto será en el momento y lugar adecuado. Hay que ver cuáles son las opciones con las que se cuenta, dependiendo de su respuesta».

Finalmente, el profesional dijo: «Tratamos de darle una mejor calidad de vida, siendo serios en las cosas que se están haciendo para brindarle la mejor chance. Es un animal que ha estado muy bien cuidado, pero la propuesta y el desafío es tomar esta bandera y llevarla adelante».

El camino de las acciones para la relocalización
Tras la conformación del Centro para la Conservación de la Biodiversidad, en junio del año pasado, se comenzó el plan de reconversión y la conformación de mesas de trabajo colaborativas con instituciones y profesionales idóneos para establecer las evaluaciones y acciones pertinentes. En ese mismo año, se realizó la primera reunión de la Mesa de Evaluación situacional de ejemplares, factibilidad de traslado y seguimiento de condición biológica. La principal conclusión de esta mesa de trabajo fue que, si bien es un objetivo buscar oportunidades de traslado para los animales, a fin de evitar enfrentarlos a una situación que ponga en riesgo su bienestar, los posibles traslados son planificados con el tiempo que se requiera.

La posibilidad real de relocalización del tortugo Jorge (individuo macho Caretta caretta habitante del Acuario Municipal desde 1984) se presentó en agosto de 2021, con el proyecto presentado por el Centro de Rehabilitación de Fauna Marina Aquarium. De esta forma, se llevó a cabo una reunión en las instalaciones del CCB con el equipo de Aquarium Mar del Plata, Mg. Lic. Alejandro Saubidet, Director Científico, y Med. Vet. Adrián Faiella, Jefe de Veterinaria. Luego de la evaluación preliminar in situ del ejemplar y en vistas de la factibilidad de su relocación en Mar del Plata, el equipo técnico del CCB y del Aquarium consensuaron un plan para la evaluación de Jorge.

El tortugo será ubicado en el Centro de Rehabilitación de Fauna Marina Aquarium (CRFMA), en un contenedor soterrado al aire libre de agua salada/marina. El estanque está ubicado fuera de la zona de visitantes del oceanario y es colindante a una laguna de agua marina natural de gran tamaño (si Jorge responde bien al nuevo ambiente en el mediano plazo puede ser trasladado a dicha laguna, viviendo en un ambiente similar al océano pero aún con acompañamiento humano). El tortugo no recibirá visita de público en cumplimiento de la premisa de respeto a su intimidad y reconociendo su derecho a no ser exhibido como un objeto.

El proyecto de evaluación, traslado, rehabilitación y eventual reinserción en el mar del tortugo Jorge prevé diferentes etapas:

Primera etapa: evaluación del estado del animal y su medio actual a partir de los estudios previos y recopilación de historia clínica en base a los diferentes análisis.

Segunda etapa: preadaptación a la translocación para preparar al ejemplar en su ubicación actual.

Tercera etapa: transporte desde Mendoza a Mar del Plata, planificación, preparación del sistema soporte de vida móvil.

Cuarta etapa: adaptación al nuevo medio. Cuarentena y adaptación inicial.

Quinta etapa: traslado a pileta intermedia. Adaptación a nuevas condiciones ambientales.

Sexta etapa: traslado a pileta grande/profunda. Ejercitación.

Séptima etapa: traslado a laguna marina. Evaluación del comportamiento en grandes áreas.

Octava etapa: para esta etapa existen tres opciones dependientes del grado de avance de cada una de las anteriores y las condiciones técnicas, logísticas y del momento.

38 años de permanencia en Mendoza
A principios de 1984, en una playa cercana a Bahía Blanca (Buenos Aires, Argentina), fue rescatado por pescadores este ejemplar macho de tortuga marina, herido y entumecido por el frío. El Instituto Oceanográfico Argentino, con sede en esa ciudad, lo identificó como parte de la especie Caretta caretta. Fue sugerencia de los expertos buscar una institución en el país para su mantenimiento en cautiverio, sin considerar la posibilidad de devolver el animal a su hábitat natural, acorde a la usanza de la época.

El Acuario Municipal de la Ciudad de Mendoza era la única institución en el país con infraestructura adecuada para recibirlo. Por ello, fue despachado vía aérea a la Ciudad de Mendoza (en una caja de madera construida especialmente para el animal). El tortugo fue recibido el 4 de marzo de 1984 en el acuario, pesaba al llegar 40 kilos (actualmente, alrededor de 100 kg) y luego de estar en varios estanques, se trasladó en febrero del 2006 a su actual recinto, un estanque de 20.000 litros de agua marina artificial.

Te puede interesar
alameda_ciudadmendoza

Plan Centro de Mendoza Sostenible a 2050

Periodista María Inés Aimale
Sociedad 11/05/2024

El programa financiado por el Fondo Global para el Medioambiente, busca sostenibilidad en el uso de los recursos y espacio público en el microcentro de la Ciudad

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email