Mendoza: piden duras penas para la “banda de los rionegrinos”

Policiales 25 de junio de 2021 Por Periodistas CuyoNoticias

Tribunales Federales MendozaPasado el mediodía de este jueves en la ciudad de Mendoza la fiscal Maria Gloria André terminó su alegato en el juicio por el secuestro extorsivo cometido en julio de 2018, pidiendo penas que van de los 14 a 16 años de cárcel para la “banda de los rionegrinos”.

Tras pormenorizar en extenso el grado de participación de cada uno en el secuestro del joven empresario le pidió al Tribunal que condene a 16 años de prisión Nicolás Agustín Leal Rubilar; igual pena pidió para Germán Ezequiel Ibargoyen y Héctor Alexis Días Mieres a los que consideró coautores del secuestro extorsivo, con violencia intimada por el empleo de arma de fuego. Mientras que para Óscar Alberto Yancovich Traico y Jorge Sixto Coria Cabeza, solicitó 15 años de cárcel y la inhabilitación absoluta por el mismo tiempo. Finalmente la fiscalía reclamó 14 años de prisión para Jonathan Ezequiel Tempesti Tejada. Los seis fueron encuadrados, en mayor o menor medida, en los delitos de secuestro extorsivo agravado por la intervención de tres o más personas y que el Código la establece en una escala que va de los 10 a 25 años de prisión; violencia mediante el uso de arma de fuego, robo agravado cometido en poblado y en banda y la tenencia de armas de guerra y otra de uso civil.


El hecho
Este hecho ocurrió a las 9 de la mañana del 12 de julio de 2018 cuando la banda sorprendió durmiendo a un joven empresario en su casa de la manzana B del barrio Village, ubicado sobre calle Las Cañas en Dorrego, de donde después de amenazarlo con armas de fuego se llevaron 3 mil pesos y algunos elementos electrónicos. Sin embargo, el delito se extendió, cuando los sujetos subieron al joven a un vehículo y mientras recorrían algunas calles del Gran Mendoza, llamaron al padre de la víctima y le pidieron 4 millones para liberar al joven. Paralelamente en otro rodado con otros integrantes de la banda los delincuentes observaban el movimiento del padre hasta que descartaron la presencia policial.
Al final, casi una hora después, el hombre entregó 200 mil pesos, logrando que la banda liberara a su hijo, lo que ocurrió en una esquina de Dorrego.
Con los datos aportados por la víctima a la policía y la intervención judicial de los teléfonos se logró detener a una parte de la banda cuando ocupaban un departamento sobre calle Leonidas Aguirre del centro mendocino y que después fueron identificados en rueda de personas. Más tarde se logró la aprehensión del resto de la banda (todos mendocinos), con la excepción de Roberto Ángel Mauro Medina que si bien también fue imputado, pero que por estas horas se encuentra prófugo y con pedido de captura.


Alega la defensa
Como contrapartida al alegato fiscal, por estas horas los defensores continúan alegando, lo que llevaría al Tribunal conformado por los jueces María Paula Marisi, Alberto Carelli y Waldo Piña, a dictar la sentencia dentro de una semana.
 

Te puede interesar

Newsletter CuyoNoticias

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar