San Luis: 4 tigres de bengala viven hacinados en Justo Daract y urge reubicarlos

Sociedad 29 de noviembre de 2021 Por Redacción CuyoNoticias
Organizaciones proteccionistas internacionales buscan trasladar al Santuario de vida salvaje de Ubuntu (Sudáfrica) a los felinos que viven hace 14 años dentro de un vagón de tren convertido en jaula.

tigre de bengalaOrganizaciones proteccionistas internacionales buscan reubicar a su hábitat natural a 4 tigres de bengala adultos que viven desde hace 14 años en condiciones de hacinamiento absoluto dentro de un vagón de tren convertido en jaula, en un campo cercano a la localidad puntana de Justo Daract, 140 kilómetros al este de la ciudad de San Luis, según reflejan medios locales y de Sudáfrica.

Equipos del Ubuntu Wildlife Sanctuary (Santuario de vida salvaje de Ubuntu) y The Wildlife Advocates Foundation (Fundación de Defensores de la Vida Silvestre) comprobaron las condiciones de vida de los felinos y las posibilidades legales de su reubicación en Sudáfrica.

El dueño de un circo que pasó por Justo Daract en el año 2007 no pudo llevarse a un macho y a una hembra de tigre de bengala y los dejó al cuidado de un agricultor, con la promesa de que iba a volver a retirarlos, según publica el portal "Ubuntu Spirit of América" y el diario local El Chorrilero.

tigre de bengala jaula“El agricultor, que no tenía experiencia en el cuidado de grandes depredadores, se acercó a su autoridad local en busca de ayuda. Mientras tanto, seguía cuidando a los tigres, con su limitada experiencia y recursos. Sin las instalaciones adecuadas, estos pobres animales se quedaron literalmente viviendo en su propia materia fecal durante años”, indica el portal que exhibe alarmantes fotografías. Desde el portal se relata que desde hace tres años se intenta poder reubicarlos pero sin una solución definitiva.

Indica además que cuando los especialistas de Sudáfrica llegaron al lugar encontraron "un vagón abierto con rejas que los exponía a condiciones climáticas extremas, con temperaturas de verano de más de 30 grados, viento que soplaba sobre la tierra seca, y solo un pequeño refugio nocturno a modo de escondite”.

La higiene es otro aspecto alarmante para los proteccionistas que advirtieron sobre las infecciones de parásitos.

Los ambientalistas buscan que los tigres sean reubicados en el Santuario de vida salvaje de Ubuntu, en Sudáfrica.

Este lugar “desarrolla y establece continuamente nuevos protocolos y estándares éticos para el manejo de grandes depredadores rescatados”, explica el sitio oficial.

Te puede interesar