Pascualito Pérez defendía su titulo mundial en cancha de San Lorenzo de Almagro

30 de marzo de 1957: Pascual Pérez retuvo su título mundial mosca al vencer por nocaut en el primer round al inglés Dai Dower en el Viejo Gasómetro de Avenida La Plata..

Pascual Pérez en Mundo Deportivo
Pascual Pérez en Mundo Deportivo

La cuarta defensa de la corona la realizó nada menos que en el Gasómetro de Avenida La Plata, evento que congregó una multitud inédita. Fueron, se estima, más de 80.000 personas, todo un récord. Y hoy se están cumpliendo 64 años de aquella velada inolvidable.

En el centro del campo se instaló el ring, allí donde el galés Dai Dower caería demasiado rápido. Porque el combate duró apenas un round. El campeón, en el mejor momento de su carrera, lo calzó con un preciso cross diestro... ¡y a dormir! El británico no se levantó más, para delirio del público, que dejó una recaudación de 2.3 millones de pesos. En menos de tres minutos, Pascualito cumplió con su trabajo. Antes de finalizar ese año, Pérez volvería a exponer el centro mundialista, esa vez en La Bombonera: noqueó en el tercero al español Young Martin.

El boxeador mendocino Pascualito Pérez debutó como profesional el 5 de diciembre de 1952 en Gerli (Buenos Aires), ganándole por abandono en la cuarta vuelta a José Ciorino.

Se retiró tras caer derrotado por la misma vía enCiudad de Panamá, contra el local Eugenio Hurtado; fue en el sexto asalto, el 15 de marzo de 1964

Completó un récord de 92 peleas: ganó 84 (57 KO), perdió 7 y empató solo 1, el 24 de julio de 1954, ante el campeón mundial mosca vigente Yoshio Shirai, en el Luna Park  y sin título en disputa.

Fue, como uno de sus apodos lo indica, “un pequeño gigante del ring”. Medía 1,50 y se coronó en categoría mosca (50,802 kilogramos); pero en realidad, estando en plenitud subía al ensogado con un peso que iba entre los 47 y 49,500 kilos. En la actualidad podría ser titular mínimo (47,627) y minimosca (48,998) tranquilamente.

Pascual Pérez, apodado “El León Mendocino” o “El Pequeño Gigante”) fue el más grande de todos los pugilistas argentinos, por haber sido el único que conquistó la medalla de oro olímpica en el amateurismo primero (Londres 1948) y luego el cinturón de campeón mundial profesional (en tiempos en los que los aspirantes al título se disputaban una sola versión ecuménica).

Boxeo, Pascual Pérez, San Lorenzo de Almagro

Te puede interesar